Un réel pour le XXI sciècle
ASSOCIAZIONE MONDIALE DI PSICANALISI
IX Congresso dell'AMP • 14-18 aprile 2014 • Paris • Palais des Congrès • www.wapol.org

U(n) r Real
Guido Coll Moya

"Yo apunto a ese agujero, en el que reconozco la Urverdrängung misma."
Lacan J., Le sinthome

La Urverdrängung freudiana tiene una dificultad propia para la trasmisión a nivel conceptual con las condiciones metapsicológicas que propone Freud. Algo así sucede con lo Real. Además comparten esa imposibilidad lógica propuesta por Lacan: No cesa de no escribirse.

El prefijo Ur significa primario, originario. Con la represión originaria vemos algo así como aquello primordial que no se puede ser explicado del todo. Aquello que queda a modo de resto, por fuera del sentido; que no se puede interpretar. Aquello que insiste.

Sin embargo, Freud lo refiere fundamentalmente a la muerte y a la sexualidad. Lacan también. Aún con todos los avances científicos, tecnológicos y de mercado… ¿podemos decir algo nuevo en relación esto, en su dimensión de real?

Así llegan pacientes que luego de pasar por urólogos, sexólogos, médicos, brujos, chamanes y toda la industria farmacológica, se aproximan a algún saber sobre "su Cosa" sexual; comprenden que el órgano sexual NO responde al sentido universal, médico y farmacológico. ¿Y la muerte?, que decir cundo esa contingencia golpea. El "progreso" tecnológico ha logrado incidir sobre la vida: su duración, su comienzo, su clonación… Pero de la muerte, aún seguimos sin nada.

Quizá Freud no se equivocaba cuando vaticinaba que sobre el enigma de la sexualidad y la muerte, se apoyará el psicoanálisis. Ur real, que como tal, en el siglo XXI continúa no cesando de no escribirse.

Guido Coll Moya
Córdoba